Hábitos contaminantes

Todos de una forma consiente o inconsciente contaminamos el planeta. 

¿Has notado que te bañas por mucho tiempo? , ¿Tiras la colilla de cigarro en la calle? 

Hoy conocerás los hábitos más comunes que contaminan nuestro planeta. 

“Class aptent taciti sociosqu ad litora per conubia nostra, per inceptos himenaeos .Aenean non turpis vitae ligula tristique sagitt isras varius erat pulvinar eros pretium”

Hábito: Bañarse sin cerrar la llave

1.- Tenemos la gran ventaja de poder abrir al grifo de la regadera y que el agua caiga sobre nuestro cuerpo durante el tiempo que queramos. ¿Puedes llegar a imaginar cuantos litros de agua se van por el desagüe?

Una ducha de 10 minutos consume 200 litros de agua, según datos de la OMS, organización que, a su vez, recomienda gastar un 150% menos.

Obviamente, tenemos que asearnos, sin embargo, la mejor forma de ahorrar agua en este caso es cerrar el grifo de la ducha mientras nos enjabonamos.

2.- Desodorantes en areosol  

En 1970 Frank Rowland y Mario Molina de la Universidad de California, testificaron que los aerosoles contenían CFC (Clorofluorocarbono) que afectaban la capa de ozono. Si bien es cierto, han regulado el uso de elementos tóxicos en estos productos, no dejan de ser contaminantes. Elige desodorante en barra o crema, son mucho más sostenibles.

3.- No tires el chicle.

Los chicles están compuestos en un 80% por plástico. El resto, una mezcla de gomas de resinas naturales, sintéticas, azúcar, aromatizantes y colorantes artificiales. El chicle tiene una duración de cinco años, con el paso del tiempo puede desintegrarse más fácilmente con el sol, sin embargo, debemos procurar no tirarlos a la calle, ya que los pájaros pueden confundirlo con comida y morir a causa de asfixia al intentar digerirlo.

4.- En caso que fumes, no tires la colilla de tu cigarro.

Surfrider Foundation, una ONG internacional creada por surfistas para la protección de los océanos, ríos y lagos, recoge desde 1996 basura marina mediante su programa “Ocean Iniciatives”. En la campaña de 2015 acumularon 67.423 colillas en 376 actividades por diversos mares y océanos. En el golfo de Vizcaya y costas ibéricas atlánticas recogieron 15.288 colillas, mientras que en el Mediterráneo occidental, 25.942. El filtro de los cigarrillos es de acetato de celulosa, la combinación de componentes de la colilla hace que su tiempo de degradación pueda llegar a los diez años. Las colillas deben tirarse al contenedor gris, el de residuos en general, ya que por el momento no son reciclables, lo mismo ocurre con los chicles.

5.- Hay lugares especiales para tirar las baterías

Una pila común puede contaminar hasta 3.000 litros de agua. Y su pervivencia en el medio ambiente es enorme: pueden tardar en degradarse entre 500 y 1.000 años. El mercurio, contenido en casi todas las pilas (aparte de arsénico, cinc, plomo, cromo o cadmio), es uno de los metales más tóxicos conocidos. Al entrar en contacto con el agua se origina el metilmercurio, un derivado que contamina gravemente la biosfera marina. La organización Ecoembes advierte que nunca debemos tirarlas a la basura con el resto de residuos. Tienen componentes altamente contaminantes, por lo que es muy importante llevarlas a los contenedores de residuos peligrosos que tengamos más cerca de casa o al punto limpio.

6.- No pidas popote para tomar tus bebidas

Los popotes son un grave problema para la vida marina de México. Su uso momentaneo de (15 minutos) contrasta con los 100 años que tarda en degradarse. ¿Aún quieres usar popote?

Dejemos de contaminar, dejemos de pensar en que no pasará nada. Nosotros nos comprometemos en darte un excelente producto de paneles solares, con grandes garantías y muchos beneficios. pero te queremos animar a hacer el cambio.

Comments are closed.